jueves, 7 de febrero de 2008

Comodidad vs sexualidad

Comodidad
Pincha sobre la foto, la verás mejor.
He leído hace unos días algo sobre un estudio hecho por una uróloga . Según los resultados obtenidos al hacerlo , concluye que el uso del tacón en la mujer, favorece su sexualidad, al reforzar sus músculos pelvianos. Estos, mejoran notablemente al caminar con un zapato alto , y, consigue unos estupendos resultados para la mujer ya que esos músculos , así trabajados digamos, contribuyen a que sea más favorable su actividad sexual. Nada que objetar, bienvenidas sean cuántos más consejos sean, ahora, no sé qué podrán decir al respecto esos podólogos, traumatólogos y especialistas de estudio de huesos varios, de pie y columna también , que llevan tanto tiempo , y además con tanta insistencia, pregonando el uso de un tacón discreto para aliviar, evitar, esos daños tan costosos de quitar en ocasiones en nuestras extremidades inferiores , y hacia arriba también, ya que hablan de la influencia en nuestro soporte vertebral.
Cómo en tantas cosas ,en un término medio debe andar todo. No niego que el uso de tacón, de un alto tacón, fino él, no favorezca cómo poco a quién en ese momento lo lleva, ya que es un bello complemento, y además, personalmente, creo que ayuda y mucho a un caminar más femenino, más sexy si acaso. Ahora, no de continuo, claro. Las lesiones, o , sin llegar a ellas, las molestias por su uso continuado, se conocen de sobra y , repercuten en todo el cuerpo a la larga.
A mí me encanta el zapato de tacón, claro; lo he llevado en muchas ocasiones y , aún recuerdo alguno de los primeros que tuve, antes de los 20 años, que era magnífico: unas sandalias negras de miles de centímetros sobre el suelo, con un muy fino tacón. Terciopelo negro, y una ligera pulsera del mismo material ajustándolo al tobillo. Una auténtica belleza. Claro que , de eso hace algunos años, y, el paso de éstos, pues, hacen inclinar más el ánimo a más discreto calzado, en altura se entiende. Así que, tomaré el camino central del que hablaba; tacón ocasiona no demasiado alto, con buen apoyo ; mis músculos , todos ,ya veré cómo los ejercito. Tacones!!!. Fascinantes, pero, con uso discreto.Al menos, yo.

La música de Duncan Dhu . Una calle de París








5 comentarios:

Milagros Sánchez dijo...

Buenas noches y ahora que ya sé donde encontrarte quiero comentarte que sobre esta nueva "teoría" científica no me creo nada, porque ya se sabe que nos manipulan como a conejillos de indias. Seguramente la industria del calzado y los podólogos han disminuido su clientela al utilizar la mayoría de las mujeres en estos últimos tiempos calzado cómodo y sin tacón alto, lo cual alivia los pies, ayuda a mejorar la circulación sanguínea, evita la aparición de juanetes, etc. etc.
QUE NO NOS CUENTEN CUENTOS CON ESTO DE LA SEXUALIDAD!!!
Muchos besitossss wapa!!!

maria dijo...

Donde esté un zapato cómodo que se quiten los divinos de la muerte, pero oye si el personal quiere sufrir pues nada, que se pongan los tacones mas altos y estilizados que encuentren, yo con mis taconcitos soy feliz.

Besos

Tawaki dijo...

A mí me encantan los zapatos de tacón alto. Me parece que favorecen mucho a quien los lleva.

Pero no son para caminar. Deberían usarse para ir del coche al restaurante, o aun concierto, o para estar en casa durante una cena íntima.

Un abrazo.

luz de gas dijo...

Sí Milagros, no le veo tampoco demasiada consistencia, sobre todo, en la parte de la influencia en la salud de los pies. De la otra no digo .
María, son magníficos ,pero, la comodidad, es otra cosa.
Llevas razón,Tawaki, bellos, pero para el momento idóneo.
Besos a todos.

Merce dijo...

Me encantan los tacones, pero el sábado después de llevarlos puestos todo el día, lo único para lo que servían mis músculos, todos los de mi cuerpo, era para permanecer absolutamente inamovibles en el sofá.....

Besos