viernes, 14 de mayo de 2010

Yo escupo

Destacando

Y lo hago dónde quiero y cuándo me apetece, bueno,cuándo me da la gana es más propio.A ver, sólo faltaba. ¿Es que no lo hace todo el mundo?.
Así es de deplorable la situación. Vamos en cualquier momento por cualquier calle, está uno sentado en un parque, incluso en un autobús lo he visto. El personal acostumbrado a eso no tiene problemas en absoluto.
Parece una competición incluso el ver quién hace más ruido en el previo, quién da el salto más largo y quién lo hace más grande. ¿Repulsivo leerlo?, pues claro, no menos que el convivir con ello, cómo se puede ver con tan odiosa frecuencia. Y es algo esto, cómo tantas cosas respecto al vivir en sociedad ,con unas normas básicas de funcionamiento que no han llegado a muchos y que a otros bien jóvenes parece que tampoco estén dispuestos a modificar.
Escupir en la calle, tirar cortezas de pipas según van comiéndose, chicles,papeles,envoltorios mil; parece algo demasiado bien aceptado ,tolerado, no castigado cómo se debería. Hasta cuándo esta permisividad que afortunadamente en algunos lugares ya se va multando,algo es. Hasta cuándo aguantar estas repugnantes costumbres. Cuestión cultural,lo que sea. Pero, que ya está bien,narices, qué pésima imagen para los de fuera y para los de por de aquí también aunque a muchos les parezcamos por ello unos raritos cómo poco.