lunes, 22 de marzo de 2010

Relajación

Flores para él

Más fotos, en Flickr; ahí, a la derecha ,pincha en ello.


Es lo que siempre encuentro cuándo voy allí. Me gusta ir .Me gusta ver las flores, olerlas ; ver esa arquitectura ,ese arte funerario llaman algunos; me gusta cuándo revienta de esos tan variados olores y colores, y también cuándo no hay nadie por allí. Pero me gusta sobre todo el sentarme ante dónde están mi padre, y también mi abuela, al lado. Me siento tras colocar algunas flores, previa limpieza de esos pocos metros. O ,aunque no las lleve,alguna vez también voy de vacío. Me siento ,hago fotos y luego es cuándo por fin, consigo unos minutos de tranquilidad cómo no logro encontrar con nadie .Tranquilidad y esa relajación con que titulo ésto, porque eso es lo que busco, lo que siempre encuentro ,en ese lugar.
Es cierto que en cualquier momento se puede establecer esa comunicación,pero no es lo mismo. Allí,es mucho más cercano, más íntimo y siempre consigo contarles todo lo que no consigo en mil momentos. Y me calma, me ayuda. Y además, están las flores llenando el aire. Me gusta ir por allí ,y no iba a ser de otra manera en este pasado Día del Padre. Aunque, para mí,ninguno ha dejado de serlo.
Cómo te echo de menos, casi trece años ya, y cómo te echo de menos. Menos mal que hablamos,hablo, pero ,tú estás ahí.

1 comentario:

Cuarentañera dijo...

Hay un libro de urbanismo que los llama "el jardin melancólico" y a mi me encantó. A mi también me encanta sentarme en el de mi pueblo a charlar con mi padre cuando voy por las islas.