miércoles, 16 de noviembre de 2011

Sobre canas y pelos

Negro y rojo

Hoy,que ya será ayer cuándo ésto se publique.Hoy era tarde de peluquería,una de esas sesiones obligadas en las que hay que dar color a la rebelde y cada día más abundante cana.Una vez al mes fijo,cómo otras cosas ya olvidadas,hay que pasar por el momento colorines,sin falta.Esto o ,quedarse con una cabellera con no color cómo se dice ahora en algunos ámbitos.Y todos los meses o casi ,pienso lo mismo,¿cómo me vería con mi melena al viento en tonos negros ,blancos,grises en suma,en conjunto?.Al viento sí,que está bastante largo,aunque ,¿y si lo corto?.Canas y corto.Esta no sería yo.Aunque es cómo soy en realidad,una mujer de alguna edad (arriba indicada),con canas desde antes de los 20 años,con lo que si hacemos cuentas salen unos centenares de litros de tintes variados aplicados brocha a brocha,mes a mes, sin falta ;cómo aquella que se marchó ,esto asusta si no está contigo cada cuatro semanas.
Es una obligación hacerlo ,mantienes un aspecto juvenil,nos dicen.Y luego  ya puestos,esos pelitos de más en todos sitios,también hay que retirarlos,no es correcto dejarlos ahí,monita lindo.Vamos llenando de color el cabello que pide con ganas liberarse de ello a pocos días de pintarlo así;vigilando ese ,este o aquel pelillo que no va a la mar sino a todas aquellas zonas dónde está implantado porque,viene de serie de esa manera.Y no,no es aceptable en esta sociedad el no andar más que con los bien vistos por ella ,pero sin dejarles perder su artificial color,ojo.
Todos los meses,la misma historia. Cómo sería tal cuál si no?;uff.En cuatro semanas,lo pienso.

Fotos,en Flickr.