sábado, 19 de noviembre de 2011

Reflexiono

Día oficial para hacerlo .Y obediente me pongo a ello,y enseguida me disperso.Hace dos días que estábamos en unas elecciones ,cuatro de otras y no sé cuántos de otras más.Es algo ya habitual en esta democracia con unos añitos que ya tiene.Así que siguiendo con ese momento destinado a pensar seriamente en ,a quién daré mañana mi voto,me voy tiempo atrás sin darme cuenta y recuerdo aquellos años en los que,esto que mañana haremos era inexistente.Recuerdo cuándo decidían por nosotros y ya está ,recuerdo cuándo llegó el momento en que eso se acabó y nos enteramos que ahora seríamos nosotros quienes decidiríamos.Vimos con los ojos abiertos cómo por las calles aparecían llamadas para convencernos de que éste,el otro o el demás allá iban a traernos lo mejor para los que hasta entonces no habíamos estado en esa situación,a todo un país nos decían que ,estaba en nuestras manos decidir ,elegir quién se iba a encargar en adelante de mover a esta España.Unos y otros y los de más allá empleaban su fuerza  en mitines,carteles, caravanas,espacios en medios ,y escuchábamos,veíamos,sentíamos que había algo totalmente distinto por llegar.
Y por fin la primera vez llegó,y después  muchas más .Pero esa primera vez en la que me ví con un papelito en la mano,con mi elección marcada en él,libremente,ese es un momento en el que me ví poderosa,sintiendo el valor de lo que hacía,y lo que había costado llegar a este momento y más para una mujer,de estar ante una urna ,con mi voto en la mano.Esa emoción ,ese sentimiento de pensar en lo que soy ,una persona que puede votar lo que quiere para su país,esa sensación no se me ha olvidado nunca y,con toda franqueza,siempre está ahí cuándo llega el momento ,de nuevo ,de ir a votar.


Escocia 2011




Fotos en Flickr.