lunes, 2 de junio de 2014

Viaje fotográfico a La Gran Manzana:relato de una gran experiencia.De Central Park al Puente de Brooklyn

En la mañana de este Jueves ya comprobamos que había hecho algunos estragos este ajetreado día previo.Nos poníamos en marcha cómo todos los demás días pero con algo más de lentitud.Llegábamos  a la estación cercana a Bryan Park,y fuímos a ver de día Times Square.Notable el contraste con la imagen nocturna claro,pero a mí me siguió sin entusiasmar realmente.
Avanzamos hasta Central Park,cerca de dónde habíamos acabado la noche antes el largo paseo.










Algunos preferían ir algo más tranquilos  por este enorme ,inmenso espacio verde rodeado de rascacielos.Llegamos a la zona dónde ,en la calle está el edificio Dakota,cerca del cuál murió John Lennon.También ahí se rodó La Semilla del Diablo,de Polanski. A la entrada casi del parque hay un mosaico en el suelo,con simplemente una palabra,IMAGINE. Una pequeña zona enlosada rodea esto a su vez, y ya los árboles y arbustos.El conjunto se denomina Strawerry Fields.
Es asombroso ver la cantidad de gente que llega hasta ahí.Algunos se hacen una foto fuera del mosaico,cómo si pensaran que así respetan más al genio desaparecido.Otros no tienen problema en hacerlo sobre dicho mosaico.Los unos llevan velas,los otros cantan,algunos rezan una oración.Estuvo continuamente llegando gente al pequeño lugar,un potente imán en el parque.

Un paseo por el parque brevemente,y a comer.Un picnic con la comida de un local de ahí mismo,y bajo un árbol,frente a una zona despejada ,Sheep Meadow,dónde la gente tomaba el sol,descansaba o paseaba,con el fondo de los rascacielos.

Mientras estábamos ahí,pensabas,aquí estoy.Es Central Park,es una de tantas y tantas zonas que has ido viendo y de las que aún te quedan por ver,que conoces tan perfectamente por televisión y cine y otros medios.Es uno de esos momentos en los que notas que estás ahí,pero no llegas a creértelo casi.Luego los días pasan y vas recordando y sintiendo todo de otra forma.

Paseos por el parque,y no descalzos cómo la película de igual título de Jane Fonda y Robert Redford.Paseos disfrutando de un día espléndido,con muy buena temperatura.Paseos por El Mall,hacia Bethesda Fountain,dónde hay artistas bajo el puentecillo,al lado ,al otro lado,enfrente.Es una cantidad increíble de ellos de todo tipo.Con la participación entusiasta de muchas de las personas que por allí estaban.

Un grupo siguió por allí,otro se fue al cercano The Metropolitan Museum of Art.Un inmenso conjunto de opciones para disfrutar ampliamente,lo cuál no llega a ser nada fácil cuándo hay poco tiempo disponible.Al menos pude ver parte  de lo que deseaba pero es recomendable el dedicar tiempo a obtener los planos de cada planta o de lo que apetece ver.Es muy fácil el despistarse con semejante oferta.
El edificio es magnífico,un gran espectáculo ya en sí,y acompañado por artistas callejeros que también a los pies de la gran escalera de entrada no dejan de actuar continuamente.

Reunidos con el grupo de Central Park,nos íbamos a Brooklyn.Uno de los lugares más soñados por mí,al menos,el especial puente que une este barrio y Manhattan. Por fin,iba a conocer el Puente de Brooklyn.







Espectacular, magnífico,emocionante.Me faltan adjetivos para aplicarlos a este momento en el que ,cruzamos el puente de piedra que sobre  el East River,facilita el paso entre  Manhattan y  Brooklyn.Un paso para peatones ,otro para ciclistas que por cierto,conviene no invadir ya que llevan una gran velocidad.Debajo,el paso para vehículos.Al final,un corto paseo y llegamos junto al río dónde pudimos hacer multitud de fotos ya que el momento,casi atardeciendo y lo que teníamos enfrente así lo pedía.





A la izquierda se veía la Estatua de la Libertad,de frente Manhattan,a nuestra derecha más cercana el Puente y más atrás,el de Manhattan.Entre ambos se apreciaba el Empire State iluminándose poco a poco.Y delante nuestro,el río.Indudablemente,esto es New York y sí,estábamos ahí.Que costaba creerlo a ratos ya mencionaba antes,pero es así de cierto.
De noche ya ,nos vinieron a buscar y en minibús esta vez lo cuál se agradeció ostensiblemente,volvimos a New Jersey.Una noche de frío y lluvia,y con viaje fuera de la ciudad al día siguiente.Pero todo es distinto a veces.

Imágenes de Fructu y participantes.
Continuará...