jueves, 1 de noviembre de 2012

18 años

A las seis y veinte de la mañana nació mi hija,dieciocho años atrás.El día 30,a las seis y media cómo de costumbre la despertaba y,felicitaba.Nos volveríamos a reunir a la noche ,cuándo todos hubiéramos acabado nuestros trabajos.

Las velas que se encendieron ,las flores que vimos,todo fue distinto ese día.

Cuando cumpla los diecinueve que pueda ser todo cómo siempre,que podamos estar celebrándolo en su momento.Que sean velas de cumpleaños las que se apagan, sólo eso.