sábado, 10 de diciembre de 2011

Unos días de descanso

Días en la huerta.Muy buena temperatura,grandes paseos por ella,por la orilla del río.Preciosos atardeceres,de días otoñales despejados totalmente,y con la luna casi llena.Días de asistir a celebraciones tradicionales,cómo La Despierta,en la Iglesia del Rincón de Seca,en una misa cantada por los Auroros,por las dos Campanas del pueblo.Días de tener un contacto intenso con la gastronomía huertana,pegada a las faldas de mi madre,intentando aprender algo de cuánto ella domina más que ampliamente.Días de libros ,sentada junto a la lumbre esta que hipnotiza y te deja ahí pegada sin moverte,y sin despegar los ojos de los troncos,de las llamas,de las chispas que salen una y otra vez.Días de encuentros familiares,de encuentros amistosos,de ver a conocidos a los que encuentras de tarde en tarde.Días con mis perros,con los que mantengo unas largas conversaciones de lo más  relajante siempre.
Noches muy largas,días muy cortos.Es Otoño,son días de fiestas,días de no fiesta,todo junto;es un puente que he vivido a gusto,con tranquilidad  ,con calma.Saboreándolos a gusto.