viernes, 25 de febrero de 2011

Aitor Lara en Murcia.

Ves a un fotógrafo que llegó a ello sin proponérselo.Que te cuénta cómo ha hecho su trabajo,y por qué,qué buscaba y qué no .Y que también te dice que no sabe el por qué de nada de lo anterior.Muestra su trabajo ,y te asustas viendo esa potencia en imágenes que podrían en otro contexto ser hasta calificadas cómo no válidas.Porque no hay una composición en algunas cómo mandan las reglas,ni un enfoque, ni un desenfoque.Hay fuerza en rasgos que no pasan de ser eso,hay fuerza en retratos a cuerpo entero, en quienes miran a la cámara ,y en aquellos a los que roba por la calle y pasan a ser eso ,potentes y fuertes .Cómo sus imágenes, las de un fotógrafo a quién se le nota el gran trabajo que supone estar allí ante un auditorio que,impactado ante su trabajo,le escucha sin pestañear.Un gran tímido que no tiene que decirlo siquiera, es notorio.Hablan sus imágenes sin timidez,claramente,mostrando mundos cercanos ,familiares y otros lejanos,duros y oscuros muchos de ellos. Una gran experiencia anoche,en Puertas de Castilla ,iniciando las tertulias coordinadas por Mónica Lozano en El Invernadero .

Aitor Lara