lunes, 3 de marzo de 2008

Pensamientos claroscuros

Pensamiento

Pensamiento
Pincha sobre las fotos, las verás mejor.

"¿Lo que me gustaría?. Bueno, en realidad es fácil la respuesta, sencilla incluso. Me gustaría tener una familia que yo definiría cómo normal y corriente, nada más. Me gustaría, tener un marido, normal y corriente en las cosas normales y corrientes. Para mí, eso sería escueto al describirlo en realidad. Me gustaría un marido que , en casa ,tuviera la idea de la independencia algo escondida,bastante , puedo decir. ¿A qué me refiero con ésto? : pues, sencillamente, a que pensara que no vive sólo, que hay una persona compartiendo el mismo hogar, incluso ,hasta la misma vida. Que pensara que, a esa persona , que soy yo, le encantaría el que , al llegar a casa, le preguntara simplezas del orden de : ¿qué hago ahora?, o, ¿qué hay que hacer ahora?,. o, incluso, ¿hay algo que hacer?. Suena a majadería quizás , cómo poco, y lo sé, más al leértelo ,antes de que lo publiques. Pero, esas majaderías , si accedes a llamarlas de esa manera, tienen un valor para mí, y te lo explico.
Si él hiciera eso, significaría que tiene una idea de lo que yo significo en la casa, tiene una idea de la importancia que tiene el que yo sienta que soy quién define el ritmo de trabajo en la familia, a nivel doméstico. Y ,¿eso es importante?, tu siguiente pregunta?: lo es, ya te lo he intentado explicar. Nunca ha aceptado él eso, jamás; sólo, alguna vez, cuándo me he quejado de que no lo hacía , tras multitud de broncas, y sólo entonces, en ese momento, nunca de forma espontanea.
Llega a casa, y hace lo que le parece que hay que hacer, jamás me pregunta. Vale, dices tú, hace cosas , ¿por qué te parece mal que sea así?. Porque, no existe ya no un orden en el universo doméstico, que tiene su importancia, ínfima,, pero a tener en cuenta. Sino, porque no siente en ningún momento ese punto de sentir que hay alguien más a quién deba, o, sea más indicado preguntar. Por eso decía lo de la independencia. Su idea de tener que preguntar a la otra persona qué hacer, qué hay pendiente, cuándo hacer algo, es prácticamente imposible instaurársela; casi, sin prácticamente. Hace lo que cree, cuándo y cómo pero , a su aire. Y, yo necesito algo , creo que hay que hacer algo, más urgente, algo que yo considero prioritario en ese momento, y veo que, sin decirme nada, sale a la compra en ese momento, o se dispone a hacer lo que sea, decidido unilateralmente. Y yo he de esperar, o, hacerlo yo, o, escuchar, ¿dónde dice que debas ser tú , la que decida lo que hay que hacer en la casa?, o, ¿por qué debo hacer lo que tú digas, de esa manera, en ese momento, dí, por qué?.
Sé, te dije antes, que suena hasta ridículo, si te parece bueno el adjetivo. Pero, implica sobre todo una valoración sobre mí; un tener en cuenta que estoy, que él no vive sólo, que hay alguien más, que además puede tener una visión más amplia ,general de lo que es ésto. Pero eso es superior a él. Sería, incluso después de tantos años, cómo perder su independencia, repito. Sería, cómo pensar que hay alguien que le da unas normas , a quién él debería preguntar en la casa , y eso, no puede aceptarlo. Imposible.
Ridículo, es posible que así , te decía lo definas. Pero, el ver que no se me tiene en cuenta, que no se considera que haya que preguntarme ni lo más mínimo ,para nada prácticamente, después de tantos años, no sabes lo que llega a significar."





17 comentarios:

Livaex dijo...

Está claro que ella considera su casa como "su fortaleza" y quiere que las cosas se hagan como y cuando ella diga. Y se entiende, pero... por otro lado, ella debe entender también los factores que inciden en la otra persona, y la cantidad de preguntas que a mí se me ocurren: ¿Siempre ha sido así o ha ido mejorando con el tiempo? ¿Le enseñaron eso desde joven? ¿Se hace cargo de otros trabajos en la casa que ella nunca haría? Bueno, son preguntas que quedan en el aire...Me gusta el relato. Besos

Javier dijo...

Se me ocurre porqué no cambias los papeles y ers tú la que le preguntas a él lo que debes hacer. Ahhhh, y mucha paciencia.

Agatha Blue* dijo...

Estoy con Javier.

Es dificil, pero intentaló.

Cuando eramos adolescentes (mi padre ya no vivía con nosotras) mi madre hizo huelga de madre durante casi una semana y tuvimos que ponernos las pilas.

No había comida, no había ropa limpia, no había de nada.

Mi madre aprovechó, se tiñó el pelo, se compró ropa y quedó con las amigas.

Nos puso las cosas claras sin repetirnos nada mil veces...

Lo entendimos a la primera.

Paciencia guapa, paciencia.

( Y no es que te tenga que AYUDAR ( Odio cuando B. me dice "Que te hago?"... tiene que COLABORAR, que es su casa, sus obligaciones, su ropa, sus cositas... que ser adolescentes eternos sabemos todos... )

Muchos besos,

( Uyyyyy... que nerviossss se me han puestoooo.... )

Agatha Blue*

Landahlauts dijo...

Cuando una pareja se plantea casarse, o vivir juntos, siempre ven las cosas de un modo un poco utópico y poco realista. Hablan, sí, de cosas serias: si quieren tener hijos, dónde quieren vivir, qué les gusta para desayunar...
NUnca tienen en cuenta el día a día. El preguntarse: ¿quién hará el desayuno? ¿quién friega el cuarto de baño? ¿quién hace la cena?...
Y cuando se deciden y se van a vivir juntos... ahí tienes a dos extraños compartiendo intimidad durante 24 horas al día, 7 días a la semana.... y un cuarto de baño que hay que limpiar.

El amor es muy bonito, limpiar un retrete, no tanto...

(la "huelga de madre" de Agatha...)

Milagros Sánchez dijo...

Supongo que la situación ya se la ido un poco de las manos por no haberle puesto antes a él las cosas muy claras.
Quizás pertenece a una generación donde las madres inculcaban a sus hijos esos dos roles tan opuestos y que ahora cuando la sociedad y las mujeres vamos abriendo los ojos nos echamos las manos a la cabeza por ser siempre las consentidoras de los hombres y quienes obecedemos órdenes en lugar de darlas o compartirlas que sería lo más adecuado.
Hace falta que tanto hombres como mujeres se conciencien de una vez que nadie está "dotado" especialmente de unas cualidades determinadas y que por tradición machista a las mujeres se nos ha educado para ser obedientes, serviciales, silenciosas, cariñosas y el reposo del "guerrero"... mientras que a ellos siempre se les consiente levantarle la voz o inclusive la mano a la mujer. De ahí que estos hombretones jamás acepten que venga una fémina a decidir lo que se tiene o no que hacer en casa, lo que tienen que compartir o dejar de compartir, etc.
Y claro llegados a este siglo XXI las mujeres ya empiezan a decir BASTAAAA "Manolo" ESTOY HARTAAAAA DE AGUANTARTE y claro cuando una mujer se rebela ES MALA, pero si sigue calladita ES UNA SANTA, y a estas alturas ¿quien quiere seguir siendo una santa...quien?????

Besos multicolores ;)

Anónimo dijo...

"Yes there are two paths you can go by, but in the long run there's still time to change the road you're on"

Led Zeppelin
Stairway to Heaven

montse dijo...

Los pensamientos son bonitos, aunque sean claroscuros!!...
A mi entender buscar lo ideal es imposible!!... En este caso hay una batalla difícil de ganar, porque en el juego intervienen dos personas pero con juegos distintos...No sería mejor dejar el juego de las buenas intenciones y trabajar para uno mismo, buscando otros pensamientos más claros?...
Una simple sugerencia para que no te lleves malos ratos...

Mari Carmen dijo...

Hola, Luz :) Mira, yo estaría alucinada si un día mi esposo llega a casa y sin decir ni mú se marcha al mercado y vuelve con la compra hecha, sin decirme nada. Estaría tan perpleja que primero le tocaría la frente, por si tiene fiebre, y después le daría un beso.

En fin, no es el caso. Vamos a la compra juntos y si hace falta algo y yo estoy en el trabajo se lo pido y él lo compra. Pero no sale de él el decir... me voy a la compra. Igual que no sale de él decir... voy a fregar la cocina, a poner la lavadora, a recoger la ropa seca... Quiero decirte con esto que a mi me encantaría que los hombres si empieza a llover piensen... ¡coño, que tengo la ropa tendida! Entonces, entonces es cuando habremos llegado a la igualdad en el tema de las tareas domésticas. Que tengan todo interiorizado, como nosotras. Mientras tanto... pues habrá que pedirles que ayuden, que saber, saben hacerlo, lo que ocurre es que es muy cómodo hacerse el remolón y como la ropa no se va sola a la lavadora...

Un beso, guapa :)

Camino dijo...

Es cierto casí todas las parejas tienen conflictos de este tipo, una pareja amiga mía, como no podían soportar más las constantes peleas, han decidido perder parte de sus sueldos y pagar a una persona para que vaya a limpiarles, unos días en semana.

Antonio Catpo dijo...

Bueno Luz, qué te puedo decir, en mi casa todo es mas simple, solo hay una persona que "tiene los pantalones": mi mujer! ... y la vida se me hace tan simple, yo solo oigo y obedezco. Ja, ja, ja. Es que, como dicen, a las mujeres mujeres no hay que entenderlas, solo quererlas.
Saludos

Tawaki dijo...

La vida en pareja no es nada fácil. Hombres y mujeres somos muy diferentes y a veces hay que conversar mucho y tener una mente muy abierta para conocer al otro.

Sobre todo, hay que querer mucho al otro. Espero que tus problemas se solucionen muy pronto y que puedas escribir una entrada más positiva.

Un abrazo.

Bonsaimusic dijo...

Lo mismo que cuando se llega a un trabajo nuevo y te tienes que "readaptar" a tus compis y no te cuestionas si te mandan o no. Estás desubicado y no te da tiempo pensar. Ese concepto le tienes que inculcar a tu pareja. Sois una empresa con dos socios y con ganas de sacarla adelante. El se está incorporando ahora y tiene que aceptar ordenes hasta que se sepa desenvolver.
¿O es que en el trabajo sí que lo haría y en su casa no?.


Besos felices.

yonosoyHillary dijo...

Las cosas más sencillas, incluso más básicas suelen ser las más complicadas de llevar a cabo. Pero puede que la solución radique en saber pedir.

lágrima de esperanza dijo...

La convivencia a veces es complicada, cada uno somos un mundo y a veces sin querer asumimos roles que después cuesta mucho cambiar. Pero siempre se está a tiempo Luz, poco a poco, empezando a pedir para ella también, exigir su espacio y si hay buena voluntad por las dos partes siempre se llega a una solución. Un beso

nieve dijo...

No creo que sea rídiculo lo que planteas, al contrario. Sobre todo por su fondo, que no es ni más ni menos, que, como bien dices, saber que te tiene en cuenta, que formais una pareja y no simples colegas de piso. Una pareja, a mi entender, debe ser cómplice, compañeros de viaje y de esta forma también resulta complicado muchas veces, cuánto más si da la sensación que más que tu pareja quien convive contigo es un colega compartiendo piso. Igual una forma de intentar cambiar las cosas es sentarse tranquilamente, hablando con calma, sin reproches mutuos, simplemente dejando que hable el corazón sin acritud para intentar llegar a un punto intermedio y que una parte pueda entender, más que saber, lo que es importante para la otra. Besos

Abejitas dijo...

Preciosas fotos :-))

Aleteos!

luz de gas dijo...

Complejidad en la situación; variedad en los comentarios; enfoques distintos, a una situación que , sinceramente, a mí me parece que no debería ni plantearse siquiera. Pero, eso es a mí, y quién ha de enfrentarla en el día a día, y ya desde hace bastantes años, no lo ve ni remotamente, así de sencillo, sino todo lo contrario.
Agradezco vuestrso comentarios. Un beso a todos, y mis disculpaas por la tardanza en contestar. Saludos